Consejos para elegir un vestido de fiesta y tocado

 

 

        Debes tener en cuenta un factor importante a la hora de escoger vestido de noche: el color de tu piel. Generalmente las chicas con tez blanca, lucen más los vestidos de noche en colores brillantes como rojos, amarillos, naranjas, rosas, violetas, etc. Para las pieles morenas, es más aconsejable tonos como azul marino, negro, gris oscuro, etc.


        Escoger vestido de noche es una tarea que debe considerar muchos aspectos, generalmente estos modelos que son largos y llegan hasta los tobillos (al menos) pero dependiendo del evento y de dónde se llevará a cabo, te recomendamos meditar tu elección: no es lo mismo un vestido largo de noche en una ciudad lluviosa, que en una playa donde hace mucho calor. Para las bodas elige un vestido largo si es por la tarde –noche ya que te dará elegancia.  Si es una boda al medio día, puedes elegir uno estilo cóctel a media pierna o incluso un poco arriba de la rodilla..

 

        Las diademas se llevan con el pelo suelto al igual que los turbantes, las peinetas hay que llevarlas con el pelo recogido.

       La elección del tocado se hace también en consonancia con el vestido que  vas a llevar. No se trata de ir conjuntada con bolso, zapatos y vestido,  sino romper con gusto el conjunto. Es decir, debemos elegir un tocado que consiga darnos estilo y quitar monotonía. Si llevas vestido largo, opta por un tocado discreto, sin grandes adornos ni enormes plumas. Sin embargo, si te decantas por un vestido corto, cualquier tocado es válido: pequeño, grande, con pluma larga, pamela…etc.

En verano apuesta por tocados elaborados a base de rafia, organza, seda, raso y plumas. Nuestro consejo, combinar varios materiales y recuerda que si vas a llevar tocado, no necesitas ponerte muchas joyas.